¡Aquí nos tienes Señor!

Somos Tomás, María y nuestros hijos Benito y José. Tomás es chileno y María argentina. De profesión somos Ingeniero Comercial y Enfermera. Nos conocimos misionando en Calcuta, India, junto a las Misioneras de la Caridad, donde Jesús puso en nuestro corazón un gran anhelo de misión y de entrega a los más pobres entre los pobres. Estamos casados hace 3 años, y desde agosto de 2021 estamos viviendo en la población La Pincoya, para colaborar en la obra Misericordia, como familia misionera. Hace un mes Dios nos invitó a dar un paso más en este camino, Tomás renunció a su trabajo, para dedicarnos por completo a la misión. Es una alegría tan grande poder llevar el corazón de Jesús, como familia, a los lugares más necesitados de Él.

¡Hay tanto por hacer! Es una tarea desafiante, pero cuando la obra es de Dios, es Él quien construye. Por eso con fuerza queremos decirle ¡aquí nos tienes Señor!

img_5366

Queremos saciar Su sed... ¡como Familia!

En Misericordia hemos encontrado un lugar en donde poder cumplir el anhelo que nos acompaña desde que nos conocimos, el de saciar la sed de Jesús, que se manifiesta en el rostro de los más pobres de nuestra población, ¡y hacerlo como familia! Nos sentimos tan afortunados de este llamado de Dios.

img_4624

¿Qué es Misericordia?

Misericordia tiene por misión dar la vida en los barrios pobres y vulnerables, poniéndonos al servicio de familias que viven en situaciones muy precarias. Al vivir con ellos, su barrio se convierte en el nuestro. Cuando vivimos esta experiencia de cercanía, confianza y escucha cotidiana, surgen proyectos que no solo satisfacen sus necesidades más básicas, también tienen en cuenta sus aspiraciones más profundas: nuestro trabajo se basa en una visión cristiana integral de la persona humana.

Misericordia se encuentra presente actualmente en las periferias de las grandes ciudades de Santiago, Buenos Aires, Nueva York y París, ahí se está viviendo una revolución de la ternura impulsada por otros matrimonios que han decidido dar parte de su vida en la misión, son ayudados por jovenes voluntarios que van a vivir a estos lugares para ponerse al servicio de la Iglesia.

Una gran Misión

Durante este tiempo de misión, colaboraremos en los diferentes proyectos de la obra Misericordia. En el centro educativo, donde recibimos a más de 80 niños de la población para realizar reforzamiento escolar, acogiendo a gente de la calle, a adultos mayores y a mamás en situaciones vulnerables. Dando catequesis de bautismo, de primera comunión, de confirmación y matrimonial. Además, haremos misión puerta a puerta, para acercar el rostro de Jesús a las familias, poder acompañarlas y así cargar juntos sus cruces.

¡Sin ti la misión es imposible!

Misericordia vive gracias a las donaciones. Éstas financian las diversas misiones, proyectos y el sustento de las familias misioneras. Por eso, queremos invitarte a ser padrino de nuestra misión en La Pincoya, ayudándonos a costear nuestro día a día de manera sencilla. ¡Toda ayuda es una bendición para nosotros!

Al hacerte padrino, ¡te irás de misión con nosotros! No solo por hacerlo posible, sino que además te haremos parte enviándote un newsletter mensual donde te contaremos lo que vamos viviendo, las misiones realizadas, el paso de Jesús por nuestra población, y donde te invitaremos a vivenciar en terreno la Gracia que nos regala el Señor en Misericordia. Además, ¡tú y tu familia estarán permanentemente en nuestra oración!

img_1958
Papa Francisco
Papa Francisco
@Pontifex_es

Rezar juntos, los unos por los otros, y ponernos a trabajar juntos en la caridad, los unos con los otros, por este mundo que Dios ama tanto: este es el camino más concreto hacia la plena #UnidaddelosCristianos.

Gracias desde el fondo del corazón

Tu donación es una auténtica participación en la misión.
¡Viva la Misericordia de Dios!

Tomás, María, Benito y José
tomas@misericordia.fr